Lo incorrecto nunca había sido tan correcto

Dios usa un número equivocado del pastor para llevar a una mujer de Fort Worth a la salvación

Larry Dan Melton, pastor del Campus de Pioneer de la Iglesia Fielder, dice que cuando la iglesia se une para buscar a Dios en ferviente oración y está sedienta de ver su mover en medio de ellos, comienzan a suceder milagros. 

Incluso a través de una llamada al número de teléfono equivocado. 

Melton dijo que recientemente estaba debatiendo si debía darle prioridad a una de las muchas tareas por completar en su lista de pendientes o dar seguimiento a las visitas del domingo. Mientras reflexionaba, dijo que sintió que el Espíritu Santo lo movió a llamar por teléfono a los nuevos visitantes.

“Dios comenzó a obrar y a moverse incluso desde antes que yo hiciera esa llamada, porque tenía la opción de continuar con mis otras tareas ministeriales, pero sentí que el Espíritu estaba guiándome a llamar”, dijo Melton.

 La iglesia es muy diversa culturalmente y uno de los nombres escritos en la tarjeta de visitantes era difícil de pronunciar, dijo Melton. Así que llamó al número, se presentó y preguntó a la mujer que respondió cómo pronunciar su nombre.

La mujer procedió a pronunciar su nombre -Daisy-, que no era el que Melton vio escrito en la tarjeta. Melton no tardó en darse cuenta de que había marcado el número equivocado. Aun así, dijo que sintió que el Espíritu lo inquietaba a continuar la conversación. Al hacerlo, pronto se enteró de que Daisy era una mujer que luchaba en un profundo quebranto. 

“Usualmente, cuando llamo a un número equivocado, suelo disculparme, desearles un buen día y colgar la llamada”, dijo Melton. “En esta ocasión, sentí que el Espíritu Santo me impulsaba a preguntar a esta mujer cómo podía orar por ella y fue entonces cuando ella comenzó a llorar y se abrió la puerta para hablar del evangelio”.

La Iglesia Fielder ha estado clamando a Dios en oración y la congregación está viendo cada vez más que Él hace obras sorprendentes. FOTOS COMPARTIDAS

"Dios comenzó a obrar y a moverse incluso desde antes que yo hiciera esa llamada, porque tenía la opción de continuar con mis otras tareas ministeriales, pero sentí que el Espíritu estaba guiándome a llamar."

Cuando Melton se dio cuenta de que el ambiente en el que se encontraba en ese momento no era propicio para tener una conversación más larga, le preguntó si vive en el área y la invitó a la oficina para hablar y poder seguir compartiendo el evangelio con ella. Daisy aceptó reunirse y, una semana después, se reunió con Melton. Después de escuchar las buenas noticias de Cristo, confesó a Jesús como su Salvador y nació de nuevo ese día, que casualmente era el cumpleaños de su madre.

Desde ese día, Daisy comenzó a asistir a la Iglesia Fielder, fue bautizada y forma parte de la clase de discipulado dirigida por el pastor de español, Rafael Rondón. La iglesia está trabajando para ayudarla a conectarse con otros creyentes y seguir creciendo en su fe.

“La salvación es el punto de partida, pero el objetivo es que sean discipulados para que puedan compartir su historia con otros”, dijo Melton, que cada semana trabaja para que los nuevos creyentes se conecten y sean discipulados para que luego puedan discipular a otros. “Esto no se trata de mí, sino que es el resultado de que nosotros, como iglesia, oramos por el mover del Espíritu y esta historia, junto a muchas más, son la respuesta de Dios a nuestras oraciones”.

La Iglesia Fielder ha comenzado a experimentar un avivamiento desde el momento en que el pastor principal, Jason Paredes, dijo que escuchó a Dios decirle: “Es tiempo de dejar de orar por su estrategia, para hacer de la oración la estrategia.” Desde entonces, Dios ha llevado a esta iglesia, en sus tres localidades en el Metroplex, en una jornada de verlo moverse como nunca lo habían visto, porque están orando como nunca lo habían hecho.

 Cada semana, la iglesia clama por milagros de Dios, para que los matrimonios sean restaurados, para que los ciclos de adicción se rompan, para que los ministerios crezcan y personas vengan a la fe en Jesús. Dios está respondiendo.

 “A través de la jornada en que hemos estado como equipo ministerial y por medio del liderazgo de nuestro pastor principal, hemos aprendido que nuestra obediencia a Dios debe ser inmediata y completa. Este proceso me ha ayudado a ser más sensible al mover del Espíritu y a caminar en obediencia a su dirección”, dijo Melton.

También compartió que a través de esta experiencia y del proceso de búsqueda en convertirse en una iglesia de oración, Dios lo ha movido a detenerse con más frecuencia para orar y estar expectante de lo que Dios hará, incluso a través de un suceso “equivocado”.

Correspondent
Arlene Sanabria
Southern Baptist Texan
Most Read

State of the Bible: Swath of committed Christians don’t attend church monthly

PHILADELPHIA (BP)—Most of the youngest generations who identify as committed Christians likely do not attend church at least once monthly, the American Bible Society (ABS) said in the latest release from its 2022 State of the …

Stay informed on the news that matters most.

Stay connected to quality news affecting the lives of southern baptists in Texas and worldwide. Get Texan news delivered straight to your home and digital device.